Nuevo estudio confirma que la práctica del sexo frecuente alarga la vida

Nuevo estudio confirma que la práctica del sexo frecuente alarga la vida

36
0
Compartir

Numerosos estudios elaborados por diversas universidades, han demostrado los múltiples beneficios de la práctica del sexo para nuestra salud.
Recientemente, una investigación elaborada por un equipo de científicos de la Universidad de California y publicada en la revista científica Psychoneuroendocrinology, logró determinar la relación entre la longitud de los telómeros de las células y una mayor actividad sexual.
La explicación está en los telómeros, unas estructuras que se encuentran en los extremos de los cromosomas y que juegan un papel importante en el envejecimiento de las células, ya que funcionan como una especie de reloj que limita su tiempo de vida.
Cada vez que una célula se divide, sus telómeros se acortan. Pues resulta que se ha encontrado una posible relación entre la longitud de estos telómeros y la frecuencia de la actividad sexual. A medida que las células se van dividiendo, parte del ADN de los cromosomas se pierde, por lo que estos están dotados en sus extremos de estos telómeros, que son unas estructuras que se suicidan para evitar que se pierda material genético importante en el proceso.
Por eso, se consideran un gran indicador de la longevidad y la esperanza de vida de una célula; cuanto más largos sean, más tiempo tendrá por delante la célula antes de empezar a deteriorarse. Ya se conocían diversos procesos que podrían contribuir a alargar los telómeros. Por ejemplo, uno de los casos, publicado en PLOS One en 2016, relacionaba el número de hijos de una serie de mujeres con la longitud de sus telómeros. Pero sin duda las recientes investigaciones de los científicos de la Universidad de California resultan más relevantes al encontrar una posible correlación entre la longitud telomérica y la actividad sexual.
En el nuevo estudio han participado 129 mujeres, todas con parejas sentimentales estables, aunque entre ellas había diferencias respecto a otros parámetros como la edad, el peso o sus niveles de estrés. Después de extraerles una muestra de sangre, se procedió a analizar la longitud de sus telómeros. Los investigadores concluyeron que había una relación estadísticamente significativa entre esa longitud y su actividad sexual. Concretamente vieron que aquellas que tenían relaciones sexuales una vez a la semana o más tenían telómeros más largos.
Como indican los autores del estudio, sería un error tratar de sacar conclusiones definitivas de sus investigaciones. En primer lugar, porque la muestra es demasiado pequeña; y, segundo porque no han logrado todavía encontrar una relación causal que explique estos resultados. Porque la causalidad podría darse al revés.
Es decir, que podría ser que las mujeres más sanas y con menos rasgos de envejecimiento se encuentren mejor física y anímicamente y decidan practicar más sexo que el resto, por ejemplo. En todo caso parece claro es que hay un camino en el que investigar, como creen los científicos implicados en el estudio californiano. Y también es una buena excusa para convencer a las parejas de que deben practicar sexo más a menudo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta